Experto en Seguridad del Liceo Agrícola Vista Hermosa entrega mensaje importante para Ciudadanos Sur

Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Nuestro Experto en Seguridad Escolar de nuestro establecimiento, Sr. Patricio Godoy Godoy, entrega una importante información para todos los colegios que integran la Red Ciudadano Sur y que dice relación con un hecho de última hora ocurrido en la ciudad de Concepción. A continuación transcribo:

Si HAY OLOR, ES PORQUE HAY GAS… POR LO TANTO SE DEBE EVACUAR, VENTILAR Y LLAMAR A BOMBEROS!!!

Las explosiones por combustión, como la de la Clínica Sanatorio Alemán de Concepción, es una de las emergencias con consecuencias más graves para las estructuras. Un escape de gas inflamable, si no es cortado o detenido a tiempo, puede originar una nube de considerables dimensiones con gran probabilidad de inflamarse.

Existen dos tipos de gases inflamables de uso domiciliario, el GLP o Gas Licuado de Petroleo (mezcla Propano-butano) y el GN o Gas Natural (Metano), ambos con comportamiento similar estando en llamas, pero sin llamas la fuga tiene un comportamiento vectorial totalmente diferente.

Esta nube de gas se puede inflamar con cualquiera de los diversos focos de ignición presentes en toda la estructura, produciendo una deflagración o un incendio rápido que afectará a personas e instalaciones dentro de su radio de acción.

La explosión por combustión es una “deflagración”, ya que la velocidad de propagación del frente de llamas u onda de choque, no supera la velocidad del sonido, sin embargo en una deflagración la onda de presión puede llegar a alcanzar una sobrepresión máxima del orden de 1 bar en la zona de ignición. Lo suficiente para destruir totalmente una estructura y matar a todos los seres humanos a su paso.

De ahí la importancia de tomar todas las medidas de seguridad en fugas de gas domiciliarios, GLP (propano butano) o GN (Metano). Realizando inspecciones de fugas de modo preventivo.

El Propano/butano y el Metano/aire son mezclas de gases incoloras e inodoras en estado puro, o pueden tener un ligero olor similar al del petróleo. Por lo cual se le agrega un agente odorante fétido, olor que conocemos como “olor a gas”.

Los umbrales de olor varían mucho entre persona y persona. Por lo que se recomienda no depender del olfato para determinar el riesgo potencial de una exposición.

Solo se puede hacer mediante instrumentos especializados de medición, que permiten verificar si esta o no seguro el edificio para que sea habitado.

Pero lo más importante, además de evacuar es siempre llamar a Bomberos.

 

Patricio Godoy Godoy

Seguridad Escolar Liceo Agrícola de Río Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *